5 Tips para ser un mejor líder

Crear un negocio de la nada y conseguir el éxito no es tarea fácil. Pero ser dueño de una empresa, con un equipo humano bajo nuestra dirección, no nos convierte en líderes, sino tan solo en jefes o en empresarios. Ser un buen líder implica muchos otros aspectos que marcarán la diferencia y pueden llegar a conseguir que nuestra empresa no solo se mantenga, sino que crezca, emprenda el camino del éxito y sea una referencia para otros profesionales de nuestro sector.

Con frecuencia escuchamos que hay gente que tiene “madera de líder” y si bien es cierto que hay personas que poseen ciertas habilidades de manera natural, esto no implica que cualquier persona no pueda potenciar y trabajar ciertas áreas que le permitan llegar a ser un gran líder.

Veamos 5 aspectos que nos permitirán ser mejores líderes:

1. La clave está en la comunicación: la comunicación y el liderazgo van de la mano. Muchos de los problemas de una empresa se deben a fallos en la comunicación.

Toda la compañía debe saber hacia dónde se desea ir, cual es el objetivo y por qué. Cuando un empleado no se siente escuchado, percibe inestabilidad y confusión, o recibe órdenes que no van acompañadas de un razonamiento, esto se traduce en una falta de implicación y con el tiempo en un mal trabajo. Debemos comunicar con transparencia, claridad y concisión. Transmitir los valores de la empresa, tener en cuenta las preocupaciones de los empleados y resolver sus dudas.

Un líder fuerte está abierto al acercamiento todo el tiempo y es directo. Tu equipo necesita saber que puede acercarse a ti a cualquier hora y discutir cualquier tema y esa confianza se construye siendo directo.

2. Domina la escucha activa y da voz a tu equipo: escuchar activamente implica observar, atender, preguntar, ser flexibles, abrir la mente a otras ideas… Debemos escuchar activamente a nuestro equipo no solo para saber qué necesitan o quieren sino para comprender su trabajo, su visión y llevar a la práctica acciones que permitan a nuestra empresa superar los obstáculos y alcanzar las metas.

Debemos conectar con nuestro equipo, pero también con otros profesionales, colaboradores y clientes para conseguir una imagen real de nuestra empresa y no dejar pasar ideas con gran potencial que pueden tener un impacto positivo en nuestro resultado final.

Un buen líder además da voz a su equipo, no solo escuchan sino empoderan a sus trabajadores para que se impliquen y contribuyan al bienestar de la compañía.

3. Potencia el talento e invierte en personas: Es imprescindible cuidar y motivar al empleado con talento y comprometido con la empresa. Debemos reconocer su trabajo, mantener una buena comunicación, pero también evaluar el desempeño y tener feedback para potenciar sus fortalezas y ayudarles a mejorar en otras áreas.

El talento humano es la variable más importante y valiosa de una organización. Si queremos empleados preparados, comprometidos y leales debemos retener el talento invirtiendo en su formación y capacitación, conocer sus expectativas y ayudarles en su desarrollo.

Lo mejor que puede pasarle a tu empresa es contar con empleados que crezcan profesionalmente y hagan crecer a tu negocio en la dirección adecuada. Un buen líder saber reconocer las habilidades de su equipo y potenciarlas en beneficio de la empresa y del propio profesional.

4. Predica con el ejemplo: Un líder es un referente dentro del equipo. Ser buen líder no solo implica palabras, sino también hechos. Es el primero en arrimar el hombro y trabajar duro. Debes tomar decisiones, aceptar la responsabilidad, pero sin tratar de abarcarlo todo. Un buen líder también se deja ayudar, sabe delegar y confía.

Sé innovador y ten visión, busca oportunidades de mejorar y poténcialas, crea un ambiente estimulante y, sobre todo, confía en ti mismo y tu equipo te seguirá.

5. Muestra actitud de líder: Ambición, optimismo, motivación…Cuanto más consciente seas de tus propias capacidades y más abierto esté a ellas, más éxito tendrás como líder. Se organizado y planea tus objetivos y estrategias, mantén a ralla los nervios y la ansiedad y busca soluciones, sé empático y mira las cosas desde todos los enfoques posible… Pero, sobre todo, sé tú mismo, acepta tus errores y aprende de ellos.

Por todo ello, es esencial saber integrar estos 5 aspectos para conseguir el éxito entre tus compañeros o trabajadores. Hay gente que nace con este espíritu y otra aprende a llevarlo a cabo. Hay que saber e interiorizar que ser líder, implica preparación, estar en continua formación, esfuerzo y mucha dedicación. Además, también es importante conocer y no olvidar los límites para desempeñar el papel de manera adecuada.

Siguiendo e integrando estos 5 consejos conseguirás ser el mejor líder del entorno que te rodea.

“Un líder lleva a la gente a donde nunca habrían ido solos”

Deja un comentario