Aprender a delegar: beneficios y pasos para lograrlo con éxito

Cuando somos dueños de nuestro propio negocio, más aún si lo hemos creado desde cero, hacemos de todo, estamos presentes en cada mínima decisión y desarrollamos una forma propia de trabajo. Esta costumbre de hacerlo todo por nosotros mismos se acaba convirtiendo con el tiempo en estrés, angustia y en un hábito difícil de romper.

En el post de hoy queremos hablaros de la importancia de delegar y cómo llevarlo a cabo para conseguir los mejores resultados para tu empresa y equipo.

En primer lugar debemos darnos cuenta de los numerosos beneficios que tiene delegar para nuestro negocio y para nosotros como profesionales.

  1. No hay una forma única de hacer las cosas: Ninguna persona desempeña las tareas exactamente igual que otra pero esto no tiene por qué ser algo malo. Existen diferentes maneras de hacer las cosas y muchas de ellas serán válidas e incluso podemos descubrir métodos más eficientes que no nos habíamos planteado.
  2. Hay que delegar funciones para poder asumir otras nuevas: Hay tareas básicas del día a día que debemos delegar, y el resultado final será igualmente bueno dejándonos tiempo para tareas nuevas y de mayor valor para nuestro negocio.
  3. No puedes estar en todas partes: Tarde o temprano deberás ausentarte bien por una reunión, un viaje o cualquier tema médico, por ejemplo. El normal funcionamiento de tu negocio no se verá afectado si tu equipo está preparado para atender los asuntos básicos y más urgentes, y tomar decisiones en tu ausencia. Lo demás podrá esperar hasta tu regreso y tu podrás desconectar sin preocupaciones.
  4. Multiplica esfuerzos: Si muestras a tu equipo cómo funciona todo y les hacer partícipes de los nuevos conocimientos que has adquirido favorecerás su desarrollo y tendrás a todo un equipo preparado para sacar adelante un proyecto bajo cualquier circunstancia.
  5. Tu equipo se sentirá más valorado: Delegar requiere confianza y si lo haces en tu equipo, éste se sentirá apoyado, valorado y motivado. Además de un equipo más fuerte, conseguirás que no solo los resultados sean mejores sino también a favorece el ambiente de trabajo.
  6. Estarás mejor: Mejorará tu calidad de vida, reducirás el estrés y dispondrás de más tiempo tanto para tu negocio como para otras parcelas de tu vida personal y profesional.

Pero ¿Cómo conseguir que el miedo a delegar no suponga un obstáculo para ser un gran líder? Veamos una serie de pasos básicos para dominar el arte de delegar de manera efectiva:

  1. Saber cuándo delegar: No siempre será posible delegar, pero cada tarea implica un nivel de responsabilidad y debes valorar si hay alguien que puede encargarse.
  2. Escoger a la persona adecuada: Debes identificar al candidato idóneo para esa tarea en función de sus habilidades, disposición, experiencia, etc.
  3. Define la tarea: Sé especifico con respecto a lo que necesita hacerse, es decir, tarea a realizar y objetivo a cumplir.
  4. Explica y forma: La persona sobre la que delegas debe entender qué se necesita de él/ella y por qué y para qué. Una vez le enseñemos a realizar esa tarea será capaz de llevarla a cabo sin problemas.
  5. Delega responsabilidad y confianza: Para que una tarea salga bien, la persona responsable debe sentirse segura y motivada. Delegando una responsabilidad y mostrando confianza tu equipo rendirá mejor y se sentirá apoyado y capaz.
  6. Sé concreto: Establece una fecha de realización o entrega, formato, métodos con los que se hará… la persona sobre la que delegues debe conocer estas bases y comprenderlas a la perfección.
  7. Comparte resultados: Tanto si ha salido bien como si se ha producido un error. Debemos corregir los fallos para evitar que se produzcan de nuevo pero sin caer en el error de “buscar culpables” (seguramente nosotros tenemos parte de esa culpa) y felicitar a nuestro equipo por el trabajo bien hecho.

Como hemos visto delegar puede ser muy beneficioso y podemos conseguir hacerlo de manera natural siguiendo unos pasos básicos. Además hoy en día es más fácil que nunca, incluso si no disponemos de un equipo como tal.

¿En quién voy a delegar si llevo mi propio negocio yo solo? Con la ayuda de profesionales independientes o servicios como los centros de negocios puedes delegar tareas cómo la atención de llamadas, contar con un gestor para la contabilidad de nuestra empresa, o disponer de un espacio totalmente preparado para trabajar o reunirte con un cliente, inversor o proveedor en cualquier momento, y dedicar tu tiempo y esfuerzo a lo que mejor sabes hacer.

 

 

Deja un comentario