Despachos por jornadas: Flexibilizando esquemas de trabajo

Cada día surgen nuevos métodos de trabajo que se adapten de una manera más efectiva y eficiente a nuestras necesidades. Continuamente se crean nuevos medios de ahorro para el ciudadano de hoy en día. Empresas tales como Car2go o Airbnb nos demuestran una posibilidad de ahorro compartiendo servicios que solo son necesarios de manera puntual.

Los tiempos cambian, y poco a poco vamos comprendiendo la importancia del ahorro o más bien de maximizar el aprovechamiento de los recursos, y las facilidades que se nos presentan para ello. Por esta razón, hoy venimos a hablar de los despachos por horas.

La necesidad de ofrecer un servicio óptimo a nuestros clientes nos hace ver la importancia de tener nuestro propio despacho. Aún así, el precio de una oficina fija puede llegar a ser bastante elevado. Y, tanto si estamos iniciando nuestra empresa, como si ya tenemos nuestros clientes fijos, el volumen de reuniones puede no equiparar el precio a pagar de manera mensual por nuestra oficina. Aquí, es donde surge el dilema: ¿Debería trabajar en casa o debería buscarme una oficina con un equipamiento básico en las afueras?

Generalmente, el precio decrece cuanto mayor sea la distancia del centro de la ciudad y la calidad de las instalaciones. Pero existe otra alternativa, podemos trabajar en esa oficina céntrica, completamente equipada, con un staff profesional sólo cuando lo necesitemos y pagar solo por ese tiempo de uso.

Y bien, ¿qué nos puede ofrecer el alquiler de un despacho por horas? Para empezar, independencia. Tener un despacho fijo nos hace acomodarnos en la misma rutina día a día. Levantarnos cada mañana para poder amortizar esa inversión y no por ello es la mejor inversión de nuestro tiempo.

Los despachos por horas también nos ofrecen flexibilidad, trabajar desde cualquier parte, desde casa, mientras viajamos, acudir a las oficinas de nuestros clientes, y cuando lo necesitemos realizar una reserva.

Al alquilar un despacho por horas, podemos evitar visitas inesperadas o reuniones que se alargan, reducir los desplazamientos… Todos estos aspectos ayudan a mejorar nuestra gestión del tiempo y productividad. Además esta flexibilidad también es fundamental si hablamos de conciliación de vida laboral y familiar.

Por último no podemos pasar por alto el ahorro que supone pagar solo por las horas que realmente necesitemos un espacio. No existe inversión inicial, mantenimiento, suministros… Pagaremos solo un precio fijo por hora o algún paquete de horas o días a la semana, al mes o flexible.

¿Y dónde podemos alquilar despachos por horas? ¿Qué empresas prestan estos servicios? Desde hoteles a oficinas compartidas o coworking prestan servicios de alquiler de despachos por horas. Pero si buscamos un espacio que se asemeje lo más posible a un despacho profesional, privado y en un entorno de oficina podemos recurrir a un Centro de Negocios.

Los Centros de Negocios ofrecen despachos y salas de reuniones equipadas para su uso flexible, por horas, jornadas o incluso de manera fija. Son espacios privados con todo el equipamiento necesario y un equipo de profesionales con experiencia en la gestión y servicios auxiliares.

Una ventaja de estos centros es que ofrecen también servicios de domiciliación de empresas y oficina virtual con atención de llamadas que ayudan a nuestro negocio a nivel de imagen y gestión.

Es el momento de hacer crecer nuestro negocio y apostar por servicios que se adapten a nosotros y nos permitan el máximo ahorro y flexibilidad sin renunciar a la profesionalidad y calidad.

 

Deja un comentario