Elige ser tu propio jefe

Para entrar a formar parte del mercado laboral debemos elegir un camino a seguir. Podemos trabajar para una empresa, organización o empresario individual o tomar la decisión de apostar por el autoempleo. Autoempleo significa trabajar para uno mismo, es decir, crear nuestro propio puesto de trabajo como freelance o nuestra empresa, siendo nuestro propio jefe.

Desde la dificultad para encontrar empleo en el mercado actual, hasta el espíritu Emprendedor nacido de una idea de negocio brillante, el autoempleo supone utilizar nuestro capital y esfuerzo para generar empleo y nos convierte en emprendedores empresariales, pero hay muchas razones por las que, como profesionales en nuestro campo, podemos elegir el autoempleo como salida profesional.

En España, según datos de la OCDE, el 17,9% de los trabajadores son auto-empleados, media que supera a la de la UE que se sitúa en el 16,5% y a la de EEUU que supone un 6,6%. Esta cifra sitúa a España en el octavo lugar del ranking.

La creciente importancia de esta práctica ha favorecido el apoyo de las Instituciones Públicas. Desde ayudas y subvenciones hasta programas formativos y de incentivación del emprendimiento, ya que supone una gran riqueza económica y social para el país.

ser-tu-propio-jefe-elige

Autoemple. Ser tu propio jefe

Podemos decir que hay cuatro pilares básicos que, una vez en marcha, motivan nuestra apuesta por el autoempleo:

Libertad: Autoempleo es sinónimo de independencia. Trabajar para nosotros mismos, en nuestros propios proyectos, organizar nuestros horarios, decidir dónde trabajar… Tenemos voz y voto.

Satisfacción: Nuestro trabajo y esfuerzo repercuten directamente en nosotros y nos aportan un merecido reconocimiento profesional. Un trabajo bien hecho, un buen servicio a nuestros clientes, alcanzar nuestras metas, etc., nos motiva y nos permite auto-realizarnos.

Creatividad: Nuestras propias ideas serán el motor del proyecto empresarial. Podemos apostar por la creatividad y utilizar toda nuestra imaginación porque creemos en lo que estamos haciendo y tomamos las decisiones.

Beneficio: Creamos nuestro puesto de trabajo y obtenemos una recompensa económica, pero también puestos de trabajo y riqueza para la zona, y nuestra entrada en el mercado, como competidores, supone mayor oferta en los productos o servicios para los consumidores.
Pero como cualquier otra actividad, aunque supone ciertas ventajas también trae consigo algunos inconvenientes que debemos tener en cuenta y resolver.

Para emprender nuestro negocio, necesitamos invertir mucho tiempo y dinero, corriendo siempre el riesgo de que nuestro proyecto no llegue a buen puerto. Además tocará aprender de los errores, conllevando en ocasiones gastos inesperados.

Por ello es importante que reduzcamos el riesgo de nuestro proyecto en la medida de lo posible, por ejemplo, con un servicio de oficina virtual nos ahorraremos la inversión inicial en un espacio de trabajo, que tal vez no necesitamos, sin renunciar a todas las prestaciones que si requiere el negocio. Nuestros costes serán mínimos y solo pagaremos por lo que necesitamos realmente.

El autoempleo puede llevar a un sentimiento de soledad ya que en muchas ocasiones, y sobre todo en los inicios de nuestro negocio, no contamos con unos compañeros de trabajo con los que mantener un contacto diario, comentar dudas e ideas, compartir inquietudes… Una buena solución puede ser la que ofrecen los Centros de Negocios, como ELIGE WorkPlace, donde compartes instalaciones con otros profesionales, puedes interactuar, incluso encontrar colaboradores, proveedores o clientes sin perder intimidad y autonomía que te ofrecen nuestro despachos privados.

En ELIGE fomentamos esta interacción con reuniones de networking, talleres, una newsletter mensual y una activa red de contactos B2B.
Trabajar para nosotros mismos requiere disciplina, dedicación y mucha organización. El autoempleo supone una carga de trabajo importante y una gran responsabilidad que debemos ser capaces de manejar. También es fundamental conciliar la vida laboral y familiar para mantener el equilibrio.

Para lograr esto, sería necesario tener una infraestructura material y de RRHH a tu alrededor que hicieran el trabajo administrativo y burocrático, para permitirte concentrarte en tu negocio. Por ello desde Elige Worklace queremos que todos nuestros clientes disfruten de servicios flexibles (Recepción de llamadas, administración, fax, atención de clientes,…) que se adapten a sus necesidades concretas y que permitan crecer a su negocio.

También hay quien necesita un espacio de trabajo para atender a sus clientes o para sus reuniones de empresa (ya que su oficina en un principio es su domicilio), para ser más productivo o dar una imagen más profesional. En ese caso ponemos a disposición de nuestros clientes despachos y salas para su uso por horas, de forma flexible o exclusiva.

Desde ELIGE WorkPlace os animamos a emprender vuestro proyecto. Nuestros profesionales están a vuestra disposición para resolver cualquier duda sobre los servicios del Centro y encontrar el que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Deja un comentario