Emprender con cabeza

En este nuevo post cuestionaremos cómo y por qué es importante emprender con cabeza. Cada día surgen nuevos emprendedores que comienzan sus proyectos y se lanzan al mercado laboral sin realmente haberlo valorado minuciosamente. Siempre hay que animarse y arriesgar pero… ¿Se conocen qué factores influyen en el emprendimiento de un nuevo negocio? La respuesta es que la inmensa mayoría invierte y emprende, sin antes cuestionarse la infinidad de agentes que intervienen.

“El 90% de las empresas que se crean no sobreviven por falta de formación sobre la gestión empresarial o porque no conocen lo suficiente el sector”, afirma el director del Máster Business Entrepreneurship de la Universidad Complutense de Madrid, Javier Sanz.

La pasión, el esfuerzo y las ganas son factores esenciales para llevar a cabo un proyecto, pero no son los únicos. Es importante tener los pies en la Tierra y estudiar todo lo que el mercado busca y construye. Según el diario online Libre Mercado la tasa de emprendimiento en España ha subido por encima de Francia, Italia o Alemania. Es innegable que este último dato es alentador, pero habría que estudiar cuantos proyectos alcanzan el éxito, o al menos, cuántos de ellos salen adelante.

Emprender-con-cabezaHoy en día surgen nuevas alternativas de manera continua que ayudan a encaminar tu proyecto. Indudablemente el factor económico es uno de los que pueden hacer fracasar un proyecto si no cuentas con un modelo de negocio inicial o una planificación previa. Una de esas últimas alternativas han sido los centros de negocios, desde donde se gestionan las llamadas, el correo o incluso las visitas de tus nuevos clientes. Es una forma económica y eficaz de gestionar tu negocio poniendo algunos aspectos en manos de profesionales que conocen los procedimientos y disponen de los recursos. Como recomendación es esencial dejarse ayudar por aquellos que tienen formación, y este tipo de empresa te ayudará a saber gestionar todo aquello que al principio desconoces.

Antes de finalizar, hay que animar a todos aquellos que tienen en mente nuevos negocios. Emprender y lucir los proyectos que tengan una visión de futuro. Emprender es sinónimo de arriesgar pero también de ganar y aprender, solo hay que conocer e investigar el mercado, tener en cuenta los factores que influyen en tu negocio y aprovechar las alternativas y oportunidades que el mundo empresarial te ofrece. ¡A emprender se ha dicho, pero con cabeza!

Deja un comentario