Mis delegaciones comerciales en el mundo.

Hoy vamos a dedicar nuestro post a las delegaciones comerciales de una empresa. Antes de entrar a fondo en el tema en cuestión, es importante entender el término y darle su correspondiente definición. Según el diccionario de comercio internacional define a la delegación como “la oficina de ventas que actúa como extensión de la empresa en un mercado exterior, pero sin personalidad jurídica, ni capacidad para realizar operaciones en nombre propio”.

Comercializar fuera de tu ciudad y de tu zona de confort es una forma de romper barreras y expandir tu empresa llegando a otro tipo de público, y por tanto conocer otro tipo de necesidades. Es un paso adelante para tu negocio, te abre puertas en el mercado exterior y por tanto tu empresa se debe ver preparada internamente para cubrir las necesidades del público que la reclame. A continuación expondremos una serie de pasos que aconsejan seguir para que la inversión que lleves a cabo no sea en vano.

En primer lugar es esencial estudiar el mercado de la zona en la que quieres implantar la delegación. Es necesario investigar y conocer el país, la ciudad, la zona, sus costumbres, cultura y gentes. Conocer la accesibilidad de los recursos  necesarios, las competencias existentes, etc. Para llevar a cabo un buen análisis sobre lo anteriormente nombrado, conviene contar con un asesor nativo del lugar, eso te ayudará a tomar las decisiones con mucha más seguridad y convicción.

En segundo lugar la implicación, esfuerzo y constancia son factores que deben formar parte del plan. Mantener una delegación en el exterior requiere mucho tesón personal si se quiere llevar a cabo el negocio. Viajar cuando tu delegación lo necesite, entra dentro de estas responsabilidades y compromisos. Es importante que desde un primer momento se tome conciencia de ello para poder abarcar todos los frentes que conlleva.

En tercer lugar calcular los costes del lanzamiento al mercado exterior. Para ello, obtén un plan financiero previo antes de impulsarte al vacío. Mantener una delegación en el extranjero es un gasto elevado al que tienes que estar preparado para afrontar. Los centros de negocios son la alternativa idónea para hacer funcionar tu plan financiero inicial. Es la forma más económica y eficaz para darle voz y visibilidad a tu negocio.

En Elige WorkPlace tenemos clientes que operan desde diferentes países y que utilizan nuestros servicios de domiciliación para contar con una delegación en la zona más representativa de Madrid. Desde aquí pueden sentirse más seguros sabiendo que su negocio está en buenas manos; una posibilidad que está al alcance de todos.

Deja un comentario