Motivación en el trabajo: 5 claves para mantener motivado a tu equipo

El post de hoy está dedicado a un factor fundamental que ayuda considerablemente a lograr un buen ambiente laboral: la motivación. Es probable que muchos de vosotros hayáis aceptado una oferta de trabajo que aparentemente cumplía todas vuestras expectativas.

La ilusión y las ganas no faltan cuando se trata de un comienzo profesional, pero puedes desinflarte cuando el agente motivación brilla por su ausencia. Pues bien, este acontecimiento sucede con frecuencia y por eso hoy hemos decidido plantear algunos consejos y técnicas para conseguir motivar a un equipo de trabajo. En primer lugar:

1. Reconocer y valorar el trabajo: Un trabajo bien hecho ha de ser reconocido y valorado por el esfuerzo y la constancia que lleva detrás. Es importante hacérselo saber a la persona que ha llevado a cabo una tarea que supone una cantidad más elevada de horas, o una carga mayor de la habitual. Reconocer el mérito motiva de manera eficaz.

2. Proponer y ofrecer nuevos retos: Esta técnica consigue el equilibrio entre la monótona rutina y la novedosa jornada. Posiblemente esta es una de las técnicas más difíciles de aplicar. Cuando una empresa funciona mediante tareas mecánicas, olvidamos integrar nuevos agentes que aporten aire fresco e innovador. Asigna nuevas tareas a tu equipo de trabajo fortaleciendo sus capacidades y gustos, conseguirás motivar a los empleados superándose a sí mismos.

3. Fomentar la participación y generación de ideas: Si buscamos motivar a los trabajadores es importante hacerles partícipes en algunos asuntos de la empresa. Contar con ellos en la toma de decisiones, escuchar sus opiniones, permitir la aportación de ideas y propuestas… son claves que ayudan a crear un buen ambiente trabajo, fomentando equipo e incluyendo a todos en los acontecimientos y sucesos que forman parte de la empresa.

4. Incentivar con formación: Otra estrategia muy eficaz, ofrecer la posibilidad de cursar formación gratuita a tus empleados sobre contenidos interesantes, tanto para el empleado como para la empresa. Es una inversión en la que ganan ambos, potencias sus habilidades y además les ayudas a crecer dentro de la empresa.

5. Ofrecer un espacio agradable: El lugar de trabajo influye de manera considerable en la actitud de los trabajadores. Es importante que las personas se encuentren cómodas en el espacio laboral. Habilitar zonas de descanso para hacer un kit-kat es otra estrategia que ayudará al empleado a sentirse motivado.

No debemos olvidar que la motivación genera una relación entre el bienestar laboral y el rendimiento profesional.

Deja un comentario