Trabacaciones

Trabajar en verano, en plena ola de calor y pensando solo en esas ansiadas vacaciones cuya fecha parece que nunca llega. Este es el día a día de muchos autónomos y pequeñas empresas.

Muchos de ellos trabajan desde casa y esto supone grandes ventajas, como la eliminación de los tiempos de desplazamiento, libertad horaria e incluso la posibilidad de elegir el lugar más idóneo para sacar nuestras tareas adelante.

En verano especialmente podemos sacar provecho de esta ventaja y si somos organizados y eficaces, podremos sacar adelante nuestro trabajo y a la vez disfrutar del tiempo libre, pues a veces con nuestro portátil y una conexión a internet basta. Si además contamos con el respaldo de un centro de trabajo alternativo como puede ser un despacho o sala en un Centro de Negocios, para aquellas reuniones que no podemos aplazar,  puede ser más que suficiente para que nuestra negocio funcione.

Durante el verano muchas empresas también apostamos por la jornada intensiva. Gestionamos mejor nuestro tiempo, mejora la conciliación familiar, y esta medida mejora la productividad y motivación pues la posibilidad de disfrutar de un tiempo extra para el ocio y el descanso es siempre un aliciente.

Pero aun con estos alicientes el verano nos pide vacaciones. Es el momento de tomarse un respiro y desconectar alejándonos del estrés, la rutina y las preocupaciones. Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan descansar pues nuestra concentración y productividad decaen si llevamos demasiado tiempo realizando la misma actividad.

De hecho en España el estrés laboral afecta a más del 40% de asalariados y a cerca del 50% de empresarios, según datos del INE. Además, según Randstad, el 38% de los españoles tiene problemas para desconectarse del trabajo.

Si perteneces a ese amplio porcentaje de personas que no son capaces de desconectar y tampoco se puede permitir “cerrar por vacaciones”, aquí tiene algunas recomendaciones para que este verano todo marche, disfrutes de tu tiempo y tu negocio siga funcionando.  Claves para unas #Trabacaciones perfectas:

#1 Intenta poner en orden tus tareas pendientes: Antes de irte de vacaciones cierra proyectos y aplaza tareas no urgentes hasta la vuelta en la medida de lo posible.  Así evitaras la ansiedad producida por ese “algo pendiente”.

#2 Delega tareas: Si eres autónomo o si depende de ti el negocio, no suele ser tarea fácil, pero existen servicios como las oficinas virtuales que permiten un back up profesional muy eficiente y económico. De esta manera,  no perderás llamadas, estarás al tanto de las notificaciones y atenderán a tus clientes como un primer filtro, facilitándote la información que solicites, para que puedas valorar la urgencia. Tus clientes tendrán un lugar de referencia y tu negocio seguirá activo en tu ausencia (En cualquier época del año).

#3 Establece prioridades: No todo es urgente y no todo es importante así que no necesitas vivir pegado al ordenado o móvil. Revisa tus mensajes una vez al día y si esperas una llamada o información importante notifícalo a tu Centro de Negocios y te avisarán al momento.

#4 Cambia de aires: Viaja, desconecta, haz cosas nuevas… Todo serán nuevas experiencias que cargaran tus pilas volviendo al trabajo más relajado y positivo. Y ¿Por qué no? Puede que encuentres nuevas ideas creativas que aporten valor a tu negocio.

Ahora es tu momento para disfrutar del verano mientras tu negocio sigue funcionando. ¡Felices #Trabacaciones desde Elige WorkPlace!

Deja un comentario