Conoce las ventajas de un Centro de Negocios

Los Centros de negocios son, por definición, empresas de servicios. Podemos decir que ésta es la principal diferencia que plantean frente a las oficinas tradicionales, pero no es la única. Cualquier profesional puede disponer, en un centro, de lo necesario para el desarrollo de su actividad, desde la atención telefónica, gestión de correo, documentos, equipamiento de instalaciones, suministros básicos o mantenimiento. El cliente puede centrarse en su negocio de forma exclusiva y permanente, despreocupándose de todo lo demás. Los centros de negocios te permiten empezar a trabajar desde el primer momento, ya que todas las instalaciones están listas y en funcionamiento. Esta inmediatez favorece la eficiencia.

En una época de inestabilidad económica como la actual, el ahorro financiero y la minimización de riesgos suponen un atractivo de cara a iniciar cualquier negocio. En un centro de negocios, la inversión inicial se reduce, así como los gastos generales. Esto permite a los profesionales disponer de instalaciones, espacios y equipos, adaptados y actualizados, que de otro modo estarían fuera de su alcance.

No obstante, la ventaja fundamental es su flexibilidad. Muchos profesionales no necesitan un espacio físico permanente pero si una gestión de sus agendas, atención de sus llamadas…o no quieren renunciar a un domicilio representativo y a la posibilidad de usar puntualmente despachos y salas de reuniones equipadas. Los centros de negocios se ajustan a esta fórmula y permiten a los clientes pagar solamente por lo que necesitan.
Además, no son meros espacios físicos de trabajo, sino que los profesionales pueden contar con personal experimentado a su disposición.

La asociación española de Centros de Negocios (ACN) junto a la consultora financiera Valfin presentaron el primer Estudio de Mercado del sector de los centros de negocios en España y los datos ¡No podían ser mejores!

  1. La tasa de supervivencia de las empresas que están ubicadas en Centros de Negocios es del 80,4%, superior a la establecida como media en el conjunto de la economía (80%).
  2. El porcentaje de ocupación de los centros oscila entre el 60% y el 80%, y la mayor parte cuenta con superficies inferiores a los 1.000 metros cuadrados.
  3. Los gastos de inversión inicial para las empresas pueden llegar a ser un 84% inferiores a los requeridos para instalarse en una oficina tradicional, y en cuanto a los gastos fijos el ahorro se estima en un 76%.

Debido a esta estrategia de reducción de costes, las múltiples opciones de utilización y el hecho de entender el espacio como servicio, los centros de negocios poseen un gran potencial de crecimiento en el territorio nacional.

Deja un comentario