Ecommerce: una apuesta online con los pies en la tierra

Elimina la desconfianza de los consumidores en la red con el apoyo de una oficina virtual

El consumidor actual se comporta de una manera diferente, y esto es debido fundamentalmente a Internet. No solo exigen calidad y precios competitivos sino que demandan información real, actualizada y accesible desde cualquier dispositivo las 24 horas del día, así como una comunicación bidireccional con la marca.

Estas nuevas necesidades de los consumidores hacen necesario establecer nuevos canales de comunicación y venta, y aquí es donde radica la importancia de una tienda online o una página web corporativa para nuestra pyme o proyecto empresarial como freelance.

Según el estudio “Comportamiento del consumidor ante las nuevas tendencias de fidelización y medios de pago”, elaborado por la consultora Conecta, los consumidores cada vez optan más por comprar online, especialmente billetes de transporte, tecnología, entradas y ropa.

social3_04Abrir una tienda online supone romper con las limitaciones horarias y las fronteras geográficas para ser en un negocio global, donde el flujo de información entre empresa y cliente aumenta. Pero cuando hablamos de tienda online nos referimos al modelo de negocio del Ecommerce.

Consiste básicamente en realizar transacciones de venta a través de medios electrónicos. Tenemos un vendedor, un comprador, un producto y una plataforma donde se realiza la venta.

Puedes crear una plataforma propia utilizando desde wordpress o blogger hasta CMS especializados como prestashop, magento… O usar una plataforma como ebay o Amazon.

La web Entrepreneur.com en el artículo 6 Signs You Should Open Your Own Online Store nos da ciertas claves para reconocer cuándo ha llegado el momento de apostar por una plataforma propia si tenemos ciertas dudas. Hay que tener en cuenta si pagamos demasiada comisión, si el mercado al que llegamos en suficiente, si nuestro producto o servicio demanda un diseño específico de la plataforma o si queremos reforzar nuestra imagen de profesionalidad o exclusividad.

Las grandes plataformas pueden ofrecernos seguridad y “garantizarnos” el llegar a cierto público, pero una plataforma propia nos ofrece la posibilidad de construir identidad de marca y reforzar la confianza de nuestros clientes si sabemos sacarle partido.

La falta de información y la desconfianza hacia esta modalidad comercial, el temor al robo, pirateo o la mala gestión de compra son factores fundamentales que hacen que Internet sea aún considerado un medio poco seguro para comprar por parte de los consumidores, según el estudio de Conecta.

Por ello, es fundamental dirigir nuestros esfuerzos hacia la reducción de esta “desconfianza”. Disponer de una dirección física reconocida o un teléfono de contacto atendido por una persona que responde por nuestra empresa, ayuda a mejorar la imagen de nuestro negocio y le aporta realidad y profesionalidad a ojos de los clientes.

Desde ELIGE Workplace atendemos a muchos autónomos y pequeñas empresas que ya apuestan por este servicio de Oficina Virtual, y podemos asegurar que muchos de ellos desde el minuto uno, han mejorado en la relación con sus clientes utilizando nuestro servicio como puente entre el mundo online y el mundo físico.

Además, nuestro país está más que preparado para este modelo. Master Card y el Fletcher School han presentado un análisis anual desarrollado por sobre los países mejor preparados para afrontar los retos del Ecommerce en los próximos años. España ocupa el puesto 25 sobre los 50 países analizados, obteniendo la mejor nota en cuanto a la tecnología e infraestructuras que permiten llevar a cabo transacciones y compras online aunque aún va por detrás en cuanto a políticas institucionales de fomento y acceso al comercio se refiere.

Apostar por el Ecommerce puede ser una gran opción para nuestro negocio.

Deja un comentario